Frabricación de la gelatina

La extracción del colágeno a partir de la materia prima de origen animal para producir gelatina comercial requiere un proceso que implica las etapas de cocción y remojo en una solución fuerte de ácido para liberar o hidrolizar la proteína. Una vez extraída, a continuación la proteína se seca. La gelatina se puede formar en forma de hojas o de gránulos o en polvo. Su vida útil es larga, siempre que se mantenga a una temperatura regulada y protegida de la humedad.

Como se refina a partir de productos de origen animal, se usan las pautas de procesamiento estrictas para asegurar la pureza y la calidad del producto acabado. La gelatina pasa numerosas pruebas que examinan la presencia de agentes patógenos, contaminantes y otras impurezas.

Gelatina casera

Si se desea hacer gelatina en casa para fines culinarios se puede hacer fácilmente a fuego lento con materia de animales que contenga colágeno o espinas de pescado, a continuación, se debe colar y enfriar el líquido. La gelatina se solidificará en la nevera.